23 12 2008

Toda la vida cambia continuamente.
El ser humano, las riquezas, mi cuerpo, el clima, los placeres, etc.
En la vida he aprendido algo:

decido ser felíz y lo demás lo llamo “experiencias”: amar, perdonar, ayudar, comprender, aceptar, escuchar y consolar.

Hay gente que dice:

No puedo ser feliz porque estoy enfermo, no tengo dinero, hace mucho calor, alguien me insultó, alguien ha dejado de amarme, alguien no me valoró, pero no sabes que puedes ser feliz aunque estés enfermo, aunque haga calor, aunque no tengas dinero, aunque alguien te haya insultado, aunque alguien no te ame, o no te haya valorado.

SER FELIZ ES: ¡ UNA ACTITUD ANTE LA VIDA, QUE CADA UNO DECIDE !

FELIZ  FIN DE AÑO.

Anuncios




25 07 2008

El problema de los instantes

Después del artículo anterior me quedo pensando que solamente un instante es necesario para cualquier cosa. Ya que siguiendo los pasos que se requieren en la continuidad del tiempo, basta solo un instante para su culminación. Ahí termina o comienza algo. En un instante se nace o se muere. Se da el primer paso o el final. En ese instantáneo momento puede ocurrir el acontecimiento. Estamos pues, sometidos, en el pasar de las horas, a un momento definitivo que será eso nada más.

En un momento te puede ocurrir la caída o la levantada, el delito o la virtud. En esencia es el punto de llegada de cualquier dirección, de lo que empieza o se acaba.

Un instante es determinante de un gozo o una pena, de la felicidad o la desgracia, de la suerte o el infortunio, del fracaso o la estabilidad. Vale tanto el tiempo en su conjunto como en sus componentes, pero mucho mas la fracción categórica de un resultado que ya no tiene devolución.

Hay una frase conocida que dice “el tiempo es oro”. Pero es mucho más que eso, es vida y no se te olvide que la vida vale más que el oro. La vida está anclada en el tiempo y es éste quien le pone los límites.

Porque cuando menos piensas, estas viejo y no hay reversa alguna.

DEBEMOS CONOCER EL VALOR DE UN INSTANTE PARA APROVECHARLO EN SU MAXIMA EXPRESIÓN. PARA QUE CUANDO SE DEFINA EL DESTINO HAYAMOS DISFRUTADO CADA MINUTO DE NUESTRA VIDA.





19 07 2008

INSTANTES

Si pudiera vivir nuevamente mi vida, en la próxima trataría de cometer más errores. No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más. Sería más tonto de lo que he sido; de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad. Sería menos higiénico. Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría mas montañas, nadaría más ríos. Iría a más lugares a donde nunca he ido, comería más helados y menos habas, tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría; pero, si pudiera volver atrás, trataría de tener sólo buenos momentos: no te pierdas el ahora. Yo era uno de los que no iba a ninguna parte sin un termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas. Si pudiera vivir, viajaría más liviano. Sí pudiera volver a vivir, comenzaría a andar descalzo a principio de la primavera y seguiría así hasta concluir otoño. Daría más vueltas en calesita, contemplaría más niños, si tuviera otra vez la vida por delante. Pero ya tengo 85 años y se que me estoy muriendo.

Atribuido a Jorge Luís Borges





¿PARA QUIÉN ERES IMPORTANTE?

29 05 2008

Que sucede? No entiendo, solo sentí un dolor fuerte en la cabeza, mareos… y ahora estoy tan confundido. Qué pasa, por qué mi esposa corre y llora?. – Dicen que morí, pero no, estoy aquí, pero ellos no me ven y no puedo abrazarlos. Oh ya veo, están trasladando a alguien en una carroza fúnebre, soy yo mismo, que extraño.-veo a mi familia con gran dolor, todos lloran, pero yo solo veo, ya no siento dolor ni tristeza, es como ser un espectador. Pasan los días, mi familia regresa a casa sin mí, les dejo un gran vacío. Ya alguien ocupa mi puesto de trabajo y mis amigos ya tienen nuevos amigos, todo vuelve a ser como antes, en fin es como si nunca hubiese faltado yo, que bien, algunos compañeros se acuerdan de mí a ratos y lamentan que ya no este.

Sin embargo en mi familia, el vacío persiste, mi esposa llora, esta confundida, no sabe como hacer sin mi. Mis hijas acaban de comprender dolorosamente lo que es la muerte, no dejan de llorar, no quieren ir a clases, no se pueden concentrar, tampoco comen. Pasa el tiempo, mi hija menor cumple dieciocho años y yo no estoy, ella se aferra a su mamá, se ha vuelto tímida y retraída, no hay una figura paterna para eso, ya papá no está… Mi querida esposa, con toda la carga sobre sus hombros, la responsabilidad de sus hijas, tiene que sonreir para darles fortaleza.

Ya pasó un año y todo sigue igual, en casa el vacío, la tristeza. En la empresa donde trabajaba y en la sociedad ya nadie me nombra y todo sigue igual sobre la marcha.

Ahora me doy cuenta que tanto para la empresa como para la sociedad era completamente reemplazable en cualquier momento, pero que para mi familia era único e irreemplazable.





CAMBIAR DE ZAPATOS

16 05 2008

Generalmente en nuestra sociedad nos acostumbraron a estrenar zapatos en una fecha especial o cuando ya no nos sirven los anteriores, bien sea por chiquitos o por viejos. Cuando compramos otros, uno escoge talla, estilo, color y materiales a su gusto. A pesar de esto, más de una vez, estos zapatos comienzan a tallar y a torturar nuestros pasos.

Después de varios días de haberlos puesto, casi siempre terminan adaptándose a nuestro caminar, o los rechazamos definitivamente porque no los podemos soportar.

¿Cómo sería entonces ponerse en los zapatos del otro?

Resultaría un poco difícil; imaginémonos los más grandes en los zapatos de los más pequeños, los más elegantes en los zapatos de los más comunes, los más ricos en los de los más pobres, los de los hombres en los de las damas y así sucesivamente…

Sería un poco complicado, pero resultaría interesante. Cambiarían nuestras visiones, nuestras actitudes, nuestras acciones, nuestros puntos de vista, nuestros caminos y no sería solamente por problemas de suela, juanetes, empeine, cordones o colores. No, sería porque al compartir nuestros zapatos, nos habríamos vuelto más tolerantes con todos los caminantes del planeta, habríamos ganado entendernos mejor, habríamos proyectado aún por unos instantes, nuestras vidas en sus vidas.

Ciertamente cambiaría el mundo.





¿DÓNDE ESTÁ LA FELICIDAD?

24 01 2008

En el principio de los tiempos se reunieron varios demonios para hacer una de las suyas.
Uno de ellos dijo:
– Debemos quitarles algo a los hombres, pero, ¿Qué?
Después de mucho pensar uno dijo:
-¡ya sé! , vamos a quitarles la felicidad, pero el problema va hacer donde esconderla para que no la puedan encontrar.
Propuso el primero: “vamos a esconderla en la cima del monte mas alta del mundo”, a lo que inmediatamente repuso otro: “no, recuerda que tienen fuerza, alguna vez alguien puede subir y encontrarla, y sí la encuentra uno, ya todos sabrán donde está”.
Luego propuso otro: “entonces vamos a esconderla en el fondo del mar”, y otro contesto: “no, recuerda que tienen curiosidad, alguna vez alguien construirá algún aparato para poder bajar y entonces la encontrará “.
Uno mas dijo: “escondámosla en un planeta lejano de la tierra”. Y le dijeron: “no, recuerda que tienen inteligencia, y un día alguien va a construir una nave en la que pueda viajar a otros planetas y la va a descubrir, y entonces todos tendrán felicidad”.
El último de ellos era un demonio que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás. Analizó cada una de ellas y entonces dijo:
-Creo saber donde ponerla para que realmente nunca la encuentren.
Todos voltearon asombrados y preguntaron al mismo tiempo:
“¿Dónde?”. El demonio respondió: “la esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera que nunca la encontraran”.
Todos estuvieron de acuerdo y desde entonces ha sido así: el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que la trae consigo.





COSAS DE LA VIDA

16 01 2008

Quizás Dios quiere que conozcamos unas pocas personas equivocadas antes de conocer a la correcta, para que cuando finalmente conozcamos la persona correcta, sepamos como estar agradecidos con ese regalo. Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra se abre, pero muchas veces miramos tanto la puerta cerrada, que no vemos la que ha sido abierta para nosotros.
Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos que nos esta faltando hasta que llega.
¡Darle ha alguien todo tu amor, nunca es garantía de que el también te amara! No esperes amor a cambio, solo espera a que crezca en tu corazón, pero si no lo hace, alégrate de que creció en el tuyo.
No te fijes en la pinta; te puede decepcionar. No te fijes en la riqueza; incluso eso se desvanece. Fíjate en alguien que te haga sonreír porque se necesita solo una sonrisa para hacer que un día oscuro parezca claro… encuentra al que hace sonreír a tu corazón.
Hay momentos en la vida extrañas tanto a alguien que tan solo quieres tomarlo de tus sueños y abrazarlos de verdad! Sueña lo que tú quieres soñar; anda donde tu quieres ir; sé lo que quieres ser, por que solo tienes una vida y una oportunidad para hacer todas las cosas que quieres hacer.
La gente más feliz no necesariamente tiene todo lo mejor de todo; ellos tan solo saben sacar lo mejor de todo lo que se les presenta en el camino.
La felicidad esta con aquellos que lloran, aquellos que están dolidos, aquellos que han buscado y aquellos que han intentado, porque solo ellos pueden apreciar la importancia de aquella gente que han tocado sus vidas.
Cuando naciste, estabas llorando; y todos alrededor tuyo sonreían. Vive tu vida, para que cuando mueras, tu seas el que está sonriendo y todos alrededor tuyo estén llorando.
LA FELICIDAD ES UN TRAYECTO NO UN DESTINO.

La vida es un camino lleno de sorpresas, y el final nadie lo conoce. Tú puedes hacer cosas en un instante, de las que te arrepentirás para toda la vida, la idea es aprender de ello.
pues Lo que verdaderamente importa no es lo que tú tienes en la vida, sino a quienes tienes en la vida. Tenemos solo una vida para vivir. Y ella siempre es mas corta de lo que nosotros nos imaginamos. Cada momento es muy, muy importante. Por eso guardo a todas las personas importantes de mi vida en una cajita dentro de mi corazón.